Federación |  Jornadas de patrimonio |  Próxima jornada |  Bibliografía |  Patrimonio Serrano |  Noticias |  Foro
    • XXXII FUENTEHERIDOS
    • XXXI ARACENA
    • XXX ZUFRE
    • XXIX ALÁJAR
    • XXVIII PUERTO MORAL
    • XXVII CAÑAVERAL DE LEÓN
    • XXVI HINOJALES
    • XXV CASTAÑO DEL ROBLEDO
    • XXIV CALA
    • XXIII CAMPOFRÍO
    • XXII HIGUERA
    • XXI ARROYOMOLINOS
    • XX CORTEGANA
    • XIX JABUGO
    • XVIII ROSAL DE LA FRONTERA
    • XVII CUMBRES MAYORES
    • XVI LA NAVA
      - Cartel
      - Créditos y programa
      - Ponencias y comunicaciones
    • XV AROCHE
    • XIV SANTA ANA LA REAL
    • XIII CORTELAZOR LA REAL
    • XII ARACENA
    • XI ENCINASOLA
    • X GALAROZA
    • IX SANTA OLALLA
    • VIII CUMBRES MAYORES
    • VII ROSAL DE LA FRONTERA
    • VI FUENTEHERIDOS
    • V ALMONASTER LA REAL
    • IV JABUGO
    • III AROCHE
    • II CORTEGANA
    • I ALMONASTER LA REAL

• XVI JORNADAS DEL PATRIMONIO DE LA COMARCA DE LA SIERRA LA NAVA

El alma de las XVI Jornadas del Patrimonio de la Comarca de la Sierra, celebradas en La Nava en abril del 2001, tiene nombre propio: Servando Valiente Guerra. Porque la figura de Servando representa en sí misma la filosofía de las Jornadas del Patrimonio, su espíritu de entrega y el esfuerzo desinteresado por el bien de las localidades de la Sierra y por el de la comarca en su conjunto. Y, además, porque su labor en la organización del evento fue abnegada, decidida e incansable. De él partió la iniciativa y esta no habría llegado a buen fin si él no se hubiera involucrado hasta el fondo. Así que a Servando hay que agradecer sin paliativos el éxito alcanzado.

Aquel éxito hizo que las Jornadas celebradas en La Nava sean, aunque hayan pasado ya algunos años, ejemplo de organización para las localidades que acogen tal evento. Porque ejemplar fue el esfuerzo de la Asociación Cultural Múrtigas -como ya hemos dicho, con el infatigable Servando a la cabeza-. Porque meritorio fue el esfuerzo del Ayuntamiento en bloque para sacarlas adelante, tras aceptar el reto planteado por el presidente de la Asociación Cultural Múrtigas. Y porque memorable fue la respuesta de la población, indispensable para que unas Jornadas cobren sentido.

Navinos y navinas se lanzaron a colaborar para que las Jornadas alcanzaran los objetivos apetecibles. Gracias a ese esfuerzo fue posible alcanzar la calidad que ofrecieron casi todas las exposiciones, algunas de ellas tan destacables como La caza en La Nava, Así estudiaban nuestros mayores, Pintura de autores locales, Aperos de labranza, Bordados y labores, Trabajos artesanos en cuerno y madera, Cerámica... y la Casa Antigua. Pero si hay que destacar un esfuerzo ciudadano por encima de los demás, ese es sin duda alguna el que llevaron a cabo los jóvenes que colaboraron como azafatas y azafatos. Su entrega, su saber estar y su derroche de simpatía fueron ejemplo para el futuro.

En resumen, podemos afirmar que la herencia maravillosa que nos dejó Servando Valiente, además de su labor de investigación, fue unas Jornadas del Patrimonio inolvidables, como el propio Servando.


     Autor:
  
     Título:
  
  Buscar
   Federación |  Jornadas de patrimonio |  Próxima jornada |  Bibliografía |  Patrimonio Serrano |  Noticias |  Foro
   Diseño web por Factoría de Innovación